¿Sabías que...?,  Marcas y organizaciones,  Vida ecológica

Anajú Enciso, un alma verde detrás del primer bazar zero waste en México

Foto por Anajú Enciso

La filosofía zero waste ha cobrado mucha importancia en el contexto actual, la situación del planeta está llegando a niveles críticos; nosotros como sociedad debemos hacer algo para evitar que lleguemos al punto de no retorno. Consciente de esta situación Anajú (quien se describe a sí misma como una persona hogareña, sociable y en constante proceso de aprendizaje) decidió poner en marcha la idea de un bazar donde pudiera encontrar todos los productos que necesitaba para la vida diaria sin buscar demasiado. A partir de 2016, ella ha planeado y organizado el bazar, el cual ha crecido y se ha desarrollado a partir de su idea.

«Creo que en la actualidad ya no debemos tratar de reciclar, sino de dejar de producir desechos; para el proceso de reciclaje son necesarios muchos recursos que no podemos desperdiciar.»

-Anajú

Una idea sembrada desde la niñez

Si bien el proyecto Zona Basura Zero es relativamente nuevo, la idea de cuidar el planeta por parte de Anajú nació desde temprana edad, según sus propias palabras; invitaba a sus compañeros a separar la basura o reciclarla, ya que para ella -en ese entonces- eso significaba la ecología. A lo largo de varios años fue lo único que realizó para cuidar el medio ambiente, ya que carecía de conocimiento en esta materia.

Foto por Zona Basura Zero

Anajú nos cuenta que el verdadero cambio en su estilo de vida sucede al momento de pensar en tener hijos, ya que consideraba que el traer al mundo un hijo (teniendo en cuenta la situación actual) era un tanto egoísta; a partir de ese momento e inspirada por figuras importantes del estilo de vida zero waste como Bea Johnson, decidió implementar esta filosofía en su vida diaria y posteriormente en el bazar.

Zona Basura Zero, la visión de Anajú para un mejor futuro

Foto por Zona Basura Zero

La idea del bazar surgió en 2016, después de que ella decidiera adoptar la filosofía zero waste notó que conseguir los productos que necesitaba era muy complicado; ya fuera por la poca oferta que había, la desinformación o los problemas de logística, terminaba recurriendo a productos convencionales. Con la idea de crear un lugar donde pudiera encontrar todo lo que necesitaba recurrió a las personas con las que compraba para organizar la primera edición; esto fue en 2018 y la primera sede fue el Jardín Etnobotánico Francisco Pelaéz, donde actualmente se realizan parte de los eventos del bazar.

Foto por VerdeVita

Con el paso del tiempo, el bazar se fue diversificando hasta convertirse en un espacio que no solo se enfoque en la compra y venta de productos; también se busca generar conciencia en las personas a través de talleres, conferencias y otras actividades relacionadas a la ecología y cuidado del medio ambiente.

Actualmente, Anajú trabaja arduamente para conservar el medio ambiente, no solo para ella misma, también para las futuras generaciones, por lo que trata de mantener intacta la esencia del bazar para que sirva de ejemplo a otras personas que busquen cuidar el planeta de la forma en que ella lo hace.

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo con tus amigos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *