Productos

Desechables de fécula de maíz

Foto por Henry Perks

Ante la creciente contaminación producida por los desechables de unicel y otros materiales, se ha creado una opción ecológica que sustituye al plástico. Ha llegado para cambiar nuestros productos comunes para las fiestas o una simple comida.

Un equipo de especialistas en química ha desarrollado una alternativa a base de productos naturales, los nuevos desechables están hechos de productos como fécula de maíz; además de esto también se han creado variaciones con ingredientes como la papa y la semilla de aguacate.

«El consumo nacional del unicel en México es de 125 mil toneladas anuales, de las cuales el 25% se destinan a la fabricación de productos desechables para la industria alimenticia.»
                                                                                                      – ANIPAC y ANIQ

¿En qué afectan los desechables al planeta?

Foto por NeONBRAND

Miles de desechos de plástico o unicel terminan en el mar, contaminándolo y afectando a muchos animales, no es sorpresa que muchas veces terminan atrapados entre plástico o hasta comiéndolo, lo que provoca su muerte y envenenamiento. Además de contener ingredientes que afectan directamente a la salud y al ambiente.

A diferencia de los convencionales, los desechables de maíz están obtenidos directamente de las plantas, son fabricados de manera responsable con el medio ambiente y son totalmente compostables, lo que quiere decir que se degradan de una forma más rápida hasta en un tiempo de 3 meses.

¿Dónde conseguirlos?

Foto por Glenn Carstens-Peters

Actualmente en México se venden productos biodegradables en tiendas de autoservicio, supermercados o en las tiendas más chicas. Dada la conciencia ambiental y los millones preocupados por el planeta, se ha planteado que los precios de estos productos sean casi iguales a los convencionales para así que sean más fáciles de comprar. Realmente la diferencia de precio será muy poca.

En cuanto a marcas puedes encontrar:

A veces hay que iniciar por un pequeño cambio, es tan solo un paso pero puede ayudar. Escoge la mejor opción para el planeta y para tu mesa.

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo con tus amigos!

5 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *