Tips,  Vida ecológica

Ecología y economía: cuida el ambiente sin descuidar tu bolsillo

Foto por Damla Özkan

Seguramente en el supermercado has visto que recientemente los productos «ecológicos» son cada vez más comunes, y que también son mucho más caros que los convencionales. A partir de esto, se ha difundido la idea de que llevar un estilo de vida ecológico es mucho más costoso que si compramos y utilizamos productos convencionales; si bien es cierto que la sección verde de muchas tiendas tiene opciones más costosas y que muchas veces ni siquiera son menos contaminantes, hay otras alternativas que puedes considerar para cuidar el medio ambiente. A continuación te damos algunos tips y recomendaciones para cuidar tu economía y al medio ambiente, al mismo tiempo.

Finanzas sanas = planeta limpio

Una gran parte de nuestros gastos está destinada a productos innecesarios. Electrónicos que nunca utilizamos, ropa y calzado que no necesitamos o comida chatarra; que además de ser cara, normalmente tiene envolturas de plástico, cartón (que ya no puede reciclarse) y unicel. México es el mayor consumidor de refrescos a nivel mundial (163 litros por persona en promedio) y gasta más de 4 mil pesos ($200USD), lo cuál representa una cantidad de dinero considerable sin contar la cantidad de PET que desechamos.

Foto por Josh Appel

Lo ecológico es mejor para tu economía

Comprar en los supermercados no es siempre la mejor opción, los productores locales muchas veces ofrecen productos de mejor calidad y menos procesados, esto es mucho mejor para tu salud. Aquí unas recomendaciones a la hora de comprar:

A granel es mejor: existen muchas tiendas de venta a granel, puedes hacer gran parte de tus compras de esta manera; frutas, verduras, especias, detergentes, shampoo y muchos más productos puedes encontrarlos de esta forma; que es más económica y sin residuos como bolsas plásticas o botellas.

A largo plazo: tal vez creas que comprar un shampoo en barra, o un desodorante orgánico es mucho más caro , sin embargo estos productos pueden durar mucho más que las presentaciones convencionales, por lo que si analizas el gasto que harás a largo plazo, es mucho más conveniente. ¡Incluso tu mismo lo puedes hacer!

Foto por VerdeVita

Hecho en casa: hay muchas alternativas, una de ellas es hacer productos como limpiadores y detergentes naturales con vinagre y cáscaras de cítricos (limón, naranja o mandarina), de igual forma puedes preparar alimentos como tamales o galletas navideñas naturales y veganas; puedes sustituir el refresco por agua o jugo de frutas naturales.

La salud también es importante: usar productos ultraprocesados puede causar muchas enfermedades a largo plazo, estas enfermedades requieren de un cuidado especial que implica aún más gastos; sin tomar en cuenta lo dañino de las medicinas que debes consumir. Usar productos naturales es bueno para tu salud a corto y largo plazo.

Reutilizar: dale un nuevo uso a todo lo que puedas, puedes usar artículos cotidianos para hacer decoraciones muy creativas; intercambiar tu ropa es una gran forma de estrenar sin contaminar. Usar tus propios recipientes y bolsas de compra evita que deseches plásticos y unicel. Si compras productos como refresco o cerveza para tus fiestas; compra en envases retornables, que son una opción más barata y sin residuos.

Como ya lo viste, comprar productos «ecológicos» no es la única forma de cuidar el planeta, y hacerlo de forma consciente puede ayudar también a tu economía; la clave está en saber utilizar los recursos y no desperdiciar.

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo con tus amigos!

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *