Goma de mascar
¿Sabías que...?

Goma de mascar, un gran daño ambiental

La goma de mascar es un contaminante muy peligroso para el ambiente y para nuestra salud. En nuestro día a día, podemos observar en las calles una gran cantidad de manchas negras, estas manchas acumulan alrededor de 10 mil bacterias y hongos que pueden causar críticas consecuencias en el ambiente.

goma de mascar
Foto por Marvin Meyer

Sin embargo, en la prehistoria ya era muy común ver a las personas masticar chicle, se usaba principalmente para limpiar los dientes e inhibir el hambre y la sed.

 “La naturaleza es un espectáculo que se desarrolla frente al hombre”

-Aristóteles

Lamentablemente, los ingredientes que contienen los chicles en la actualidad son muy difíciles de degradar, uno de ellos es el caucho sintético, que es el material usado para fabricar los neumáticos.

Un chicle usado tarda 5 años de degradarse después de ser pisado, con la falta de oxígeno se convierte en un material duro. Como resultado de su remoción, este tipo de dulces propagan diferentes problemas sanitarios, afectando a la población y a la higiene pública.

Foto por Arun Kuchibhotla

¿Se le puede dar a la goma de mascar otra oportunidad de vida?

¡Claro que se puede! En los últimos años, se han implementado nuevas formas de reciclar la goma de mascar; una empresa en Inglaterra llamada Gum Drop, se encarga de tomar los residuos de goma de mascar para ser recicladas. Con diferentes materiales elaboran: lápices, suelas para zapatos y tazas.

Esta no es la única empresa que ha pensado una solución, Terracycle, un centro de reciclaje en Estados Unidos y México también recicla estos residuos.

La primera parte del proceso consiste en limpiar y mezclar la goma de mascar que recolectan junto a otros plásticos y materiales, luego lo convierten en topes para puertas y tapetes de goma.

Otra alternativa ecológica

Foto por Myrtle Schilling

Hay muchas alternativas para dejar de masticar chicle, una de ellas es optar por consumir goma de mascar más barata y ecológica:

  • Chicza: es una marca de chicle que, no solo es biodegradable, sino que también contiene goma elástica proveniente del árbol de chicle; ubicado en la zona tropical maya. Para elaborarlo, se hierve la savia del árbol hasta convertirla en una pasta espesa.
  • Chewsy: es una opción vegana, para su fabricación solo se necesitan cinco ingredientes completamente naturales.

Para finalizar, las gomas de mascar a pesar de que son buenas para algunos propósitos y , para muchos, muy ricas, son un producto sumamente contaminante.

Nosotros te recomendamos buscar nuevas alternativas, ya que los chicles fabricados bajo procesos industriales provocan diferentes problemas de salud y afectan la higiene en la comunidad; si cambiamos esta conducta, podremos evitar que la goma de mascar sea un contaminante más.

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo con tus amigos!

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *